Coach compró Kate Spade New York

Coach compra Kate Spade New York y sus fans piden que no se pierda la esencia por el camino

Una firma alocada, divertida y con mucha personalidad, así se podría describir brevemente Kate Spade New York. Qué Coach compró Kate Spade New York es difícil para los fans de la marca, tanto es así que han salido en defensa pidiendo a Coach que no aniquile sus características tan personales a la primera de cambio.

La estadounidense Coach compró Kate Spade New York por 2,400 millones de dólares (mdd), la cual estaba en manos del fondo Caerus Investors y concluyó el 2016 con una facturación de alrededor de 1,319 mdd (1,200 millones de euros).

“La compra de Kate Spade es un paso importante en la evolución de Coach como una empresa centrada en el cliente y la multimarca”, señaló Víctor Luis, consejero delegado de la compañía, a través de un comunicado.

La fusión de ambas firmas tiene como objetivo conquistar al público millennial que cada vez es más exigente en su consumo de marcas de lujo.

La compañía reordenará la red de distribución de Kate Spade –por la que también se habían interesado otros grupos, como Michael Kors– y reducirá su presencia en el canal multimarca, además de que limitará su distribución a través de outlets online.

Como resultado, Coach prevé registrar un crecimiento a doble dígito en el ejercicio 2019. Ambas empresas están especializadas en bolsos y complementos, y se posicionan en un segmento premium.

El fondo Caerus Investors se desprende de Kate Spade, luego de que a finales de 2016 comenzó a trabajar con un banco de inversión, para buscar posibles compradores al considerar que “el mercado ha perdido la confianza en el actual equipo directivo”.

 

Coach Inc. declaró que “la compra de Kate Spade es un paso importante para la evolución de Coach como una empresa preocupada por las necesidades de sus clientes”.

Con la adquisición de Kate Spade se pretende mejorar la distribución de sus productos por todo el mundo, sobre todo en Latinoamérica y Europa. Tras el acuerdo, aprobado por unanimidad por los consejos de ambas compañías, las marcas continuarán operando con imagen, distribución y equipos diferentes.