Chokers, también para el verano

Ya sea que te gusten los toques punk como Cara Delevingne o seas ultra glamurosa y femenina como Gigi Hadid, hay un choker que se adapta a tu personalidad

Las gargantillas que se usaron en los 90 volvieron con todo. Se llama chokers y permanecen en todo outfit veraniego.

Ya sea que te gusten los toques punk como Cara Delevingne o seas ultra glamurosa y femenina como Gigi Hadid, hay un choker que se adapta a tu personalidad.

Elegir el choker ideal es cosa fácil. Toma en cuenta el material y diseño, lo más importante es que se ajuste perfectamente a tu cuello.

El modelo más versátil es el de cuero, que se adapta tanto para un estilo formal como otro más informal o urbano. Chokers para todas.

Si tienes el cuello muy corto o grueso, ten cuidado al usar este tipo de accesorios, dado que lo acortarán aún más.

Otra regla de oro es acompañarlos siempre con peinados recogidos y, si el accesorio es sin ningún aplique, mejor. Si vas a llevar el cabello suelto, opta por un collar delicado.

Los colores son muy importantes. Por lo tanto, es importante que su elección tenga que ver con el tono de tu piel y tu pelo.

Si tu estilo es atrevido, complementa tu look con una bomber jacket estampada, luce tu cuello con un vestido strapless.

Lo que diferencia a este tipo de collares de otros más convencionales, es la forma y el modo en que se ajustan al cuello, hasta el punto de que en los años 40, la etapa inmediatamente anterior a los 90 en que el choker se puso de moda, las revistas como LIFE los llamaban abiertamente “collares de perro”.

Las pasarelas también se han rendido al amor por la gargantilla ajustada, y muchas casas de moda han complementado sus looks con este accesorio.

Hay, incluso, marcas que disponen en su catálogo permanente de choker tops, en liso en cuatro colores, o con estampados, en forma de camiseta ajustada de algodón de spandex, con manga larga y cut outs que dejan los hombros enteramente al descubierto, excepto por una cinta que se prolonga hasta la base del cuello y se cierra a modo de gargantilla.