El body de licra nos hace regresar a los 90’s

¡El body de licra se está convirtiendo en una necesidad esta temporada! Fáciles de combinar con cualquier estilo, lo cual es todo una ventaja

Todas las modas regresan y en este caso es totalmente necesario, algo que me gustaba de los 90’s eran los bodies de lycra,  y al parecer es la nueva tendencia de primavera.

El body de licra tiene como embajadora a Kim Kardashian, que vuelve a rendirse ante los encantos del total black con un conjunto de body y vaqueros, con una pequeña cesión al blanco para estilizar su figura gracias a unas franjas laterales. Este body de licra sigue la misma técnica y consigue un efecto visual muy favorecedor.

La primavera es una época de idas y venidas climatológicas. Días de sol, jornadas de lluvia, bajadas/subidas inesperadas de las temperaturas… en definitiva, y por definición, un entretiempo que nos complica muchas veces la elección de nuestros looks. Por eso, siempre viene bien tener a mano ropa fina de manga larga que nos abriguen sin llegar a agobiarnos. Aplica esta idea a la tendencia del body y confía en los tonos básicos para tener una prenda de fondo de armario que te ‘salve’ en los momentos de duda. Apuesta por el algodón, es un tejido cómodo y transpirable, por lo que será tu mejor aliado.

El body, la prenda que viajó del underwear al casualwear de manera natural, reclama ahora su lugar como pieza clave. Y, aunque mantiene esa timidez inherente, está bastante decidido a dejar de ser una prenda meramente funcional para ser un objeto bello del que encapricharse.

También Gigi Hadid y Kendall Jenner han incorporado el body como pieza clave de sus looks monocolor, pero también han adaptado las versiones más deportivas al street style. Las ventajas respecto a cualquier otro tipo de top son sutiles pero imbatibles. El body podría ser el resultado del cruce entre una camiseta básica de algodón y una prenda de lencería: tiene la versatilidad y el espíritu camaleónico de la primera y la impecable adaptabilidad y el confort de la segunda. Es lo más parecido a una segunda piel.