Adele, ¡feliz cumpleaños! La celebridad que paró su carrera para ser mamá

Aunque contó que ser madre la deprimió, Adele paró su carrera en medio de la fama de 21, el álbum más exitoso de su carrera artística

Además de poseer una voz privilegiada, Adele toca diferentes instrumentos como la guitarra, el teclado, percusión, el bajo y la batería. Es un estuche de monerías. Una de las más grandes celebridades de todos los tiempos y mamá de Angelo James Konecki.  Adele cumple hoy 28 años.

Es la más joven de los músicos británicos más ricos. Suma una fortuna de 147 millones de euros, se sitúa en el decimonoveno puesto de la lista de millonarios de la música que encabezan el beatle Paul McCartney y su esposa, Nancy Shevell, con una fortuna combinada de 920 millones de euros. A pesar de que 21 llegó “gracias” a un corazón roto, hoy Adele es afortunada en el dinero, y en el amor.

Adele es de las pocas artistas de su generación que sigue siendo capaz de vender discos de los de siempre al mismo ritmo que los Rolling Stones o los Beatles. Después de dedicar dos discos a su ex pareja (que ha conseguido permanecer más o menos en el anonimato), la cantante daba a luz a su primer hijo, Angelo, junto a Simon Konecki. Un acontecimiento que Adele ha querido mantener en la más absoluta intimidad, pero que como ella misma ha reconocido, fue el punto de inflexión para volver a los escenarios: “lo hago por él. Ahora sé que el objetivo de todo esto ha sido él. Es parte de mi legado para mi hijo, o mis hijos, si tengo más”, explicó al diario The Guardian a propósito del estreno de Hello, el primer single de 25.

Pero no fue fácil. En medio de aquella explosiva e inicial fama, Adele se convirtió en madre a fines del 2012, afirmó que sufrió depresión posparto luego del nacimiento su hijo. La británica salió victoriosa, logro renacer de las cenizas y hoy es de nuevo la gran Adele que llegó al top con 21. Aunque la hayamos visto en contadas ocasiones con su “peque” en brazos, de paseo por el parque o en un aeropuerto, el instinto maternal de Adele está presente en todas sus actuaciones.

Someone Like You, Hello y Rolling in the Deep nos recuerdan por qué Adele es grande entre las grandes.