Los 12 temas en los que toda mamá debe prepararse

No importa cuánto quieras huir de ellos, hay temas que para tus hijos son de vital importancia

Según Vidal Schmill, pedagogo y especialista en desarrollo humano hay 12 temas para los que toda mamá y papá deben prepararse. Asimismo, afirma que los 3 valores básicos o primarios que se deben inculcar a los hijos son: respeto, responsabilidad y honestidad.

“Para que tus hijos sean aptos para vivir su propia vida sin ti” dice Vidal, debes tomar en cuenta estos 12 detalles:

  1. Auto control emocional (cuidar nuestras palabras y acciones cuando reprendemos a nuestros hijos). Gritar a los hijos deja huellas psicológicas y emocionales en ellos.
  2. Informarnos en todo lo referente a la prevención de adicciones. 2.3 millones de menores, son adictos a las drogas y al alcohol en México.
  3. Enseñarlos a que aprendan a convivir en la escuela. No más bullying.
  4. Conocer más acerca de la prevención de las conductas de autorriesgo (como trastornos alimenticios, depresión, automutilación, etcétera).
  5. Desarrollar vínculos de apego seguro y permanencia familiar.
  6. Cero golpes para educar. Necesitamos terminar con el maltrato infantil. Pegarle a los niños les puede causar trastornos mentales.
  7. Estrategias efectivas para transmitir valores y buena ciudadanía. Es nuestra responsabilidad forjar personas de bien.
  8. Autoestima y autonomía de los hijos, es decir, trabajar en su inteligencia emocional.
  9. Enseñarles a resolver conflictos sin violencia. Los jóvenes mexicanos representan un poco más del 38 por ciento de las víctimas de homicidios en el país en la última década. 7 de cada 10 jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, sufre violencia psicológica, física o sexual.
  10. Enfocarnos en una disciplina inteligente en el hogar, es decir, omitir las reglas de premios y castigos.
  11. Velar por su salud física y bienestar sexual. Recuérdale a tu hijo que puede confiar en ti y fomenta la comunicación cercana.
  12. Ayudarles a la construcción de un proyecto de vida. Dales un empujoncito, está aprendiendo. Apóyalos y permite que hagan lo que amen.

No es trabajo fácil pero es parte de la responsabilidad de ser mamá. Comprométete.