Qué pasa cuando termino una relación de años en mis veinte

Fin de una relación

Definitivamente, es difícil. Terminar una relación no es cosa fácil. Sin embargo, hay algo que debes conocer: ¿Qué pasa cuando terminas una relación de años y estás en tus veintitantos? Muchas relaciones largas suelen terminar cuando estás en los veinte y ya llevas, al menos, cuatro años invirtiendo en el crecimiento de esta relación. La mayoría de veces, el rompimiento ocurre porque una de las partes siente que no ha vivido lo suficiente y que está muy joven para comprometerse. Generalmente, las señales son pleitos sin sentido, hablar de terminar durante la cena por algo muy pequeño, o comenzar a sentir que solamente se están acarreando problemas de la otra persona que tú no puedes resolver. Es doloroso, lo sabemos. Y por eso te damos estos consejos si te pasa, porque seguramente has pasado mucho tiempo sin salir y sin tener citas. Pon mucha atención.

  • A nadie le importa realmente cómo estás: Tu amigos te enviarán caritas tristes y tus padres te comenzarán a llamar más seguido. Pero a los veintipico a todo el mundo le han roto el corazón al menos una vez. No eres la excepción y aunque ya te hayas comprometido, lo más seguro es que recibas consejos para salir adelante en vez de apoyo.
  • No hay una sola foto buena de ti durante toda la relación: Cuando comienzas a buscar alguna fotografía en la que hayas salido bien mientras estuviste en tu relación, encontrarás únicamente fotos donde te preguntarás, ¿qué le pasó a la cámara?
  • La mayoría de gente no quiere tener sexo contigo y, honestamente, no quieres tener sexo: No es que nadie quiera acostarse contigo, pero lo que verdaderamente sucede es que estarás bastante tiempo pensando en tu ex y no querrás tener sexo en mucho tiempo.
  • Ya no se liga como antes: Tus estrategias de coqueteo son obsoletas y retrógradas. Platicar, pero un poco más sexy, no es lo que está de moda…
  • La gente de las fiestas parece de otro planeta: Así es. Lo que antes podría parecerte cool ahora es algo bastante infantil.
  • Los amigos son para siempre: Tus amigos son los que más te ayudarán a salir adelante. Son geniales y te sacarán del abismo en que te encuentras.
  • Estás más gordo, hueles raro y ya no estás tan guapo: La relación que tanto amaste te pasó factura. Envejeciste y ahora no eres el chico cool de antes. Habrás subido de peso, las duchas son opcionales y no, no te voltearán a ver tanto.

Recuerda que para superar una ruptura, lo mejor es que te apoyes de tus amigos y familia. Que esperes un tiempo antes de comenzar otra relación o tener sexo con alguna desconocida. Debes darte tiempo para vivir el duelo y, luego de tocar fondo, impúlsate hacia arriba. ¡Eres un fénix!