Prince dejó una vasta herencia que se repartirá entre sus 6 hermanos

Los bienes no serán distribuidos a sus herederos sin una orden judicial

Un juez de Minnesota determinó que seis hermanos del cantante de pop estadounidense Prince recibirán su vasta herencia, a más de un año después de la muerte del artista por una sobredosis accidental, según documentos judiciales divulgados ayer.

La hermana de Prince, Tyka Nelson, y sus medio hermanos Omarr Baker, Alfred Jackson, Sharon Nelson, Norrine Nelson y John Nelson fueron designados como herederos del músico por el juez de distrito del condado de Carver, Kevin Eide.

Prince falleció a los 57 años de una sobredosis del calmante fentanilo en abril del 2016, en su complejo Paisley Park Studios en el suburbio de Chanhassen, en Mineápolis.

Prince no dejó un testamento, lo que provocó una prolongada batalla legal sobre su sucesión, con decenas de personas reclamando parte del legado.

El valor exacto de su patrimonio no está claro pero se cree que sea de cientos de millones de dólares. El cantante dejó unos 25 millones de dólares solo en propiedades, según un inventario recopilado después de su muerte por una compañía de manejo de activos.

Los bienes de Prince no serán distribuidos a sus herederos sin una orden judicial.

Prince Rogers Nelson nació en Minneapolis, Minnesota, un 7 de junio de 1958. Fue un cantante, compositor, bailarín, actor, filántropo y multiinstrumentista estadounidense. Era un músico innovador, conocido por su ecléctico trabajo, su extravagante puesta en escena, vestuario y aspecto, y por su amplio registro vocal.

Su música integró un sin número de géneros musicales, entre los que se destacan: el funk, el R&B, el new wave, el soul, el blues, el rock e incluso el jazz.

En vida, vendió más de 100 millones de discos en el mundo, siendo uno de los artistas más exitosos de la historia. Ganó siete premios Grammy, un American Music Award, un Globo de Oro y un premio Oscar por la película Purple Rain.

Ingresó en 2004 al Salón de la Fama del Rock and Roll tan pronto cumplió los requisitos de elegibilidad y la prestigiosa revista Rolling Stone lo ubicó en la casilla 27 en su lista de los «100 artistas más influyentes de la era del rock & roll».