Foo Fighters y su emotivo mensaje a una fan fallecida

La banda de Dave Grohl convenció a la multitud. Los Foo Fighters repasaron su repertorio con temas como The pretender, Best of you o My hero, sin olvidarse de su más reciente single, Run

Fue un fin de semana de ensueño, tras la victoriosa actuación de Radiohead el viernes, Foo Fighters tenían el sábado la responsabilidad de actuar como cabezas de cartel en el escenario principal del festival de Glastonbury.

La banda de Dave Grohl convenció a la multitud. Los Foo Fighters repasaron su repertorio con temas como The pretender, Best of you o My hero, sin olvidarse de su más reciente single, Run.

Y es que el grupo anunció esta semana que el próximo 15 de septiembre editará Concrete and Gold, su nuevo disco y su primer álbum desde que lanzaron Sonic Highways, en 2014.

La banda detalló que Concrete and Gold, estará formado por once temas, de los cuales ya se conoce la canción Run, y que contará con la producción de Greg Kurstin.

“¿Se acuerdan de aquel ‘descanso’ que nos habíamos tomado? Bueno, mentíamos”, escribió el líder de la banda, Dave Grohl, en una carta alojada en el sitio web del grupo.

Foo Fighters presentará Concrete and Gold con una gira que pasará en verano por países europeos como España (dentro del Mad Cool Festival), Inglaterra, Francia o Dinamarca; y que continuará en Estados Unidos durante el otoño con paradas en ciudades como Cincinnati, Nashville, Memphis o Sacramento.

Y como pareciera que los Foo jamás dejarán de sorprendernos, Dave Grohl hizo en Glastonbury una dedicatoria muy especial para un fan.

Este fan le escribió a Grohl para pedirle si podía dedicarle Everlong a su esposa Laura Plane cuando estuviera en el festival ya que había fallecido debido al cáncer tras una larga batalla de 8 años contra él.

Grohl no dudó en dedicarle esta canción a la esposa del fan. Y dijo lo siguiente: “Quiero dedicarle esta canción a una fan llamada Laura que no pudo estar aquí esta noche, pero todos deberíamos unirnos para bailar como uno”.

Sin duda, el momento más emotivo del festival.