Diego Luna revela sus secretos profesionales en una master class

Diego Luna da una master class

El actor y director, Diego Luna comparte sus secretos y experiencias sobre su carrera en el cine, donde reconoce que la necesidad de estar junto a su padre lo llevo a los escenarios, sin imaginar que la pasión por el arte lo seduciría y se volvería su compañera de vida.

La tarde del viernes, Diego Luna ofreció una concurrida master class, ante centenares de estudiantes, directores y actores, quienes por espacio de cuatro horas escucharon atentamente al actor y director, quien con sencillez y franqueza reveló detalles sobre su carrera y cómo se gestó su desarrollo profesional, por la necesidad de estar cerca de su padre.

“A mí me toco actuar desde pequeño, yo lo llamo el sueño de un huérfano, porque yo perdí a mi madre a los dos años, mi padre es arquitecto, escenógrafo y trabajó en el cine, del que por cierto hablaba pestes, porque sus escenografías eran mal iluminadas y decía que se las echaban a perder” comentó.

“Y fue así como poco a poco me vi en ese mundo, aunque todo empezó por el afán de estar cerca mi progenitor, no quería que me lo quitaran”, puntualizó.

“Sin embargo, poco a poco se me fue olvidando mi padre y cada vez más que subía al escenario se me hacía más emocionante”, puntualizó Luna, al reconocer ante la audiencia que siempre es imponente ofrecer una ponencia de este tipo y más cuando no se tiene un lenguaje académico, por lo que se disculpó.

Dentro de esta charla, en la que también aceptos puntos de vista y comentarios, hizo hincapié sobre la transición que ha vivido el cine mexicano en las últimas décadas al producir más cine, luego de que en la época de los 80 se realizaban 10 películas, lo que era un lujo para los actores.

“A veces firmabas sin ni siquiera conocer el guion, porque te daba miedo que llegara otro; hacer cine era un lujo, por ello los actores buscaban otras oportunidades en la televisión, aunque eso era mal visto, pero creo que el actor en cualquier campo se desarrollar”, expresó.

Puntualizó que su paso por la televisión también fue interesante, pues le dio los conocimiento para saber lo que no haría en cine, “la televisión es otra herramienta que creo que poco a poco la hemos comprendido”.

“Yo puedo decir que la vida me fue curtiendo y poco a poco pude escoger lo que deseaba”, expresó Luna, quien hizo referencia a su satisfacción por contar con un público interesado en hacer cine y compartir con él sus aciertos y errores.

Además de exaltar el impacto que han tenido las historias mexicanas en el mundo ejemplificando lo que paso hace unos días en los Oscares, donde por segundo año consecutivo de celebra a un director mexicano, “la industria de Hollywood ha tenido que soportar y enfrentarse a esta reinvención que se está haciendo en las historias”.

Así el actor y director, continuó ejemplificando lo que está pasando con la industria del cine nacional y la estrecha relación que ha forjado.