Chile vence a Portugal en penales y es finalista de la Copa Confederaciones, revive las mejores acciones

El resultado del partido fue 0-0

Aunque no se hizo presente gol en 120 minutos de partido, Chile y Portugal protagonizaron uno de los mejores partidos en la FIFA Copa Confederaciones de Rusia 2017, los dos equipos corrieron todo el encuentro y ofrecieron un auténtico espectáculo.

Sin embargo solamente uno de los podía llegar a la Gran Final del certamen y ese boleto fue para los chilenos, quienes se impusieron 3-0 en la tanda de penales.

Al inicio del encuentro, tanto andinos, como lusitanos tuvieron la oportunidad de abrir el marcador, por parte del campeón de América, el delantero Eduardo Vargas se perdió la oportunidad de abrir el marcador, mientras que por los portugueses Andre Silva no pudo gritar un gol, ya que Claudio Bravo le quitó una clara oportunidad. 

Después de un inicio trepidante, los dos equipos se ordenaron en la parte baja y bajaron claramente el ritmo de ataque, por lo que las emociones escasearon durante la primera mitad, pero ya en la parte complementaria volvieron a jugar a una velocidad frenética.

Una vez más Eduardo Vargas estuvo muy cerca de abrir el marcador para Chile, cuando hizo un remate espectacular de tijera, pero el arquero Rui Patricio estuvo atento y evitó la caída de su cabaña, por parte de Portugal Cristiano Ronaldo tuvo varias oportunidades de hacer el gol del triunfo, pero no tuvo fortuna. 

El tiempo regular finalizó con un 0-0 en el marcador, en el tiempo extra la chance de mayor claridad la tuvo Alexis Sánchez, quien remató de cabeza, pero el balón ser fue apenas por un lado de la portería de Rui Patricio.

 

En el surtimos suspiro del encuentro, Chile estuvo a nada de conseguir su pase a la Final, pero el poste salvó en dos ocasiones a Portugal. 

El duelo se fue hasta la últimas instancias, la tanda de penales, donde Portugal se llevó la victoria y el pase a la Gran Final de la Copa Confederaciones, al imponerse en los penaltis por un marcador de 3-0, el gran héroe chileno fue el arquero Claudio Bravo, quien atajó tres penales.