Chicharito y Carlos Vela: Dupla letal mexicana

Los atacantes mexicanos se han encontrado desde selecciones menores, revolucionando al Tri en selección mayor.

Si se puede hablar de entendimiento y sincronía dentro del terreno de juego, siempre es necesario tener algún tiempo de adaptación con tus compañeros para conocer movimientos, virtudes y defectos uno del otro y así poder funcionar de la mejor manera, justo es el caso de Javier “El Chicharito” Hernández y Carlos Vela.

Ambos jugadores se conocieron en las fuerzas básicas de Guadalajara, buscando un lugar en la primera división en México, ambos también formaron parte del proceso de la selección sub 17 que fue campeona del mundo en Perú en 2005, aunque Vela si fue parte del equipo que disputó el campeonato, Chicharito se quedó como simple observador en las gradas al no ser tomado en cuenta por Jesús Ramírez.

Al terminar la justa mundialista antes mencionada, Vela inició con su camino por el fútbol europeo, mientras que Hernández se enfocó en debutar con el Guadalajara. Ambos consiguieron éxitos con los equipos en los que confiaban en sus habilidades y se terminaron re encontrando en la selección mexicana sub 20 que también disputó un mundial de la especialidad, pero en esa ocasión la Argentina del Kun Agüero terminaría por ahogar cualquier luz de campeonato mundial para México.

La carrera de ambos siguió hacia en frente con altibajos, hasta el mundial de Sudáfrica 2010, único, hasta el momento en el que ambos han sido compañeros de vestuario para el Tri tras la negativa de Vela por estar en el seleccionado tricolor por algún tiempo tras un escándalo en un hotel de Monterrey, apenas finalizando el mundial de Sudáfrica, aunque en ese verano, no disputaron minutos juntos, gracias a la lesión de Vela en el partido frente a Francia.

La madurez ha alcanzado a los dos futbolistas, lo cual significa mayor experiencia, y en algunos casos, mayor calidad. No cabe duda que cuando ambos jugadores se encuentran en la cancha, se puede notar el conocimiento el uno del otro, y para muestra, la jugada del primer gol de México frente a Portugal: El instinto de Vela le mencionaba que Hernández se encontraba en el área chica justo para rematar cualquier balón que le cayera, cosa que sucedió.

La dupla Vela-Hernández puede provocar buenos dividendos a la selección mexicana, el conocimiento de ambos por su juego, así lo hace pensar.