Hackers detienen un Jeep Cherokee en plena autopista

Jeep Cherokee

Si recientemente alertábamos de la preocupación por la seguridad de los autos autónomos como el de Google frente a la posible acción de hackers, ahora los piratas informáticos Charlie Miller y Chris Valasek han demostrado con una grabación cómo pueden modificar por completo el comportamiento de un auto con conexión a internet tan sólo conociendo su dirección de IP.

La prueba se ha realizado con un Jeep Cherokee. Los hackers demostraron que eran capaces de acceder a este auto (con cuyo conductor estaban en contacto) de forma remota, reescribir su código base y modificar funciones como la calefacción o, incluso, detener por completo el vehículo en plena autovía. El vídeo, realizado por la revista Wired, muestra la prueba completa.

Un día después de mostrar públicamente esta vulnerabilidad, Fiat Chrysler Automobiles NV publicó un parche para solucionar este fallo y advertía que no se conoce ningún otro caso en el mundo en el que alguno de sus autos haya sido hackeado.

El parche se puede descargar en la web de Fiat Chrysler y se instala en 45 minutos. Aunque Chrysler planea contactar con todos los propietarios de autos que pudiesen verse afectados y proporcionarles la actualización de software pertinente.

Los modelos afectados son las camionetas Ram de 2013 y 2014, Jeep Cherokee 2014, Grand Cherokee SUV y algunos Chrysler 200 de 2015.